Como elegir un lavavajillas

Dentro de la gama de los electrodomésticos es uno de las más útiles, práctico y estético, facilita las tareas cotidianas y de estilo a la cocina. A continuación te damos una serie de conceptos para tener mas clara su adquisición.

Los consumos del lavavajillas: A la hora de elegir, es muy importante fijarse en la etiqueta energética, ya que proporciona mucha información sobre el aparato. Hace referencia al consumo de energía en kwh, al consumo de agua en litros, a la eficacia de lavado y de secado.

La clasificación: Sin duda, la elección más acertada es la de un lavavajillas cuya clasificación sea AAA (en eficiencia energética, eficacia de lavado y eficacia de secado). Si no es posible, busca uno con un etiquetado AAB o BAB. 

Los programas de lavado: Es interesante que tengan programa de  temperaturas de lavado. La horquilla esta comprendida entre los valores de media, de 45ºC a 55ºC para un lavado económico (vajilla poco sucia), 55-65ºC para un ciclo normal y, si es posible, 65-75ºC para un lavado intensivo. Las máquinas más sofisticadas tienen sensores que estiman por sí solos el grado de suciedad...

La capacidad: Una familia de compuesta por mas de 6 personas necesita  un lavavajillas de doce cubiertos, mientras que si son menos de seis  puede arreglarse con uno de seis. La capacidad hace variar su tamaño, algo que también es necesario tener  cuenta el  espacio que nos ocupa

El espacio de los cestos: Lo ideal es que sean removibles y que puedas ajustar la altura según lo que quieras lavar. 

Los interiores: Si son de acero inoxidable tienen la posibilidad de alargar la vida útil del lavavajillas

La ubicación: La más acertada es junto al fregadero, ya que así se aprovecha la salida y la entrada de agua más próximas, 

Carga del lavavajillas; Cuando cargues tu lavavajillas ten especial cuidado y sigue siempre el protocolo de él dependerá la eficiencia del lavado. En primer lugar, ordena tu lavavajillas dejando buen espacio entre los platos, coloca los soperos hacia abajo (así evitas la acumulación de agua), ubica los cubiertos en el recipiente que tu lavavajilla trae para ese uso. Recuerda asimismo retirar la basura de tamaño grande. Procura no tapar las salidas internas de agua, para que la misma fluya con toda la fuerza, y alcance así tu lavavajilla niveles óptimos de limpieza.

Mas noticias sobre: Limpieza

Recomendar:

 

S. Cuevas
Febrero 13, 2012
Valora esta nota
Más sobre: Ecologia en el Hogar
COMENTARIOS