Secretos para limpiar paredes y techos

Lea los siguientes consejos para poder limpiar cualquier tipo de paredes y techos. Tanto pintados, empapelados, con azulejos como de madera.

Casi todo se concentra en las paredes y techos de nuestro hogar: los humos de la comida, los roces cotidianos, la condensación de vapores, el humo del cigarrillo, etc. Todo esto produce manchas y marcas indeseables que muchas veces no sabemos cómo quitar. A continuación te ofrecemos distintos secretos para limpiar paredes y techos.

1- Paredes y techos con pintura: Lo recomendable, en primer lugar, es quitar todo el polvo con un plumero, para que el mismo no dificulte luego la limpieza. Para el techo ayúdese con una escoba.Si la pared y el techo son lavables, será de gran utilidad pasar por sus superficies una esponja con agua y lavavajillas. Para manchas como las del humo de cigarrillo lo mejor es diluir jabón de azúcar con agua. De ésta forma las manchas no opondrán resistencia.

2- Paredes empapeladas: El cuidado del papel es importante para su durabilidad. El mismo, a menos que sea impermeable, no debe lavarse con agua. Por lo tanto para su limpieza es recomendable pasar un paño seco y suave para retirar el polvo y a continuación las manchas podrán ser sacadas con una goma de borrar o bola de miga de pan. Un buen truco para las manchas de grasa es colocar un trozo de papel secante sobre la mancha y pasar la plancha bien caliente. Repetir este paso varias veces hasta que la mancha desaparezca de forma total.

3- Paredes de azulejos: Todo dependerá del estado en que se encuentren. Si el problema son hongos aplicar un paño con agua y algún desinfectante. Las juntas pueden limpiarse con un cepillo de dientes viejo y cualquier limpiador. Para obtener un brillo máximo de sus azulejos un buen truco es utilizar una mezcla de agua y vinagre.

4- Paredes de madera: El mantenimiento de la madera implica bastante trabajo. Si el barniz se ha levantado, habrá que quitarlo con una lija, alcohol blanco y mucho empeño, siempre siguiendo las vetas, hasta llegar a la madera virgen. Luego aplicar una mano de barniz. El mismo es un excelente protector que ayudará a evitar las manchas.

De todas formas, no hay mayor limpiador que la prevención. Ser cuidadoso es muy importante para evitar cualquier clase de accidente y manchas no deseadas. De ésta manera podráis ahorrar mucho dinero tanto en limpiadores como en trabajo.

Mas noticias sobre: Limpieza

Recomendar:

 

Damián
Febrero 12, 2010
Valora esta nota
Más sobre: paredes - pintura - limpieza
COMENTARIOS