Cómo quitar manchas de óxido

Las manchas de óxido pueden ser difíciles y complicadas de sacar, pero con unos sencillos trucos o consejos puedes acabar con ellas fácilmente.

El óxido es corrosivo, por tanto, se ha de acabar con él lo antes posible para que no nos estropee ningún utensilio o aparato.

La mejor forma de limpiar una mancha de óxido es mediante ácido y aunque parezca mentira los ácidos suaves pueden cumplir perfectamente esta misión. Por ejemplo, un sencillo zumo de limón (ácido cítrico), o el vinagre (ácido acético) o, por último, la acetona o el quitaesmalte de las uñas.

- Suelos: Para eliminar los cercos o manchas de óxido en el suelo aplica sobre éstos zumo de limón y sal fina y después friega normalmente.

Este tipo de manchas también se pueden eliminar aplicando acetona o quitaesmalte.

- Ropa: En este caso, para acabar con una mancha de óxido en la ropa, debes aplicar zumo de limón con bicarbonato y dejar actuar durante una hora. Aplicar un chorrito de viangre también puede resultar efectivo.

- Cubiertos: Es sin duda el más curioso de los casos. Elimina las manchas de óxido de tus cubiertos, simplemente frotando con un corcho.

- Baño: Los baños son uno de los lugares donde más frecuentemente podemos encontrar manchas de óxido. Para deshacerte de ellas, aplica vinagre caliente sobre el óxido y deja secar. Después, si frotas desaparecerán sin dejar rastro.

También puedes eliminarlas con aplicando lejía y dejando secar durante 12 horas.

Mas noticias sobre: Limpieza

Recomendar:

 

Ana
Septiembre 17, 2009
Valora esta nota
Más sobre: hogar - Bricolaje
COMENTARIOS